Dixit. 6, 7, 8 y 10 años. 5 jugadores.

Dixit. Tablero de puntuación y cartas.
Dixit. Tablero de puntuación y cartas.

El Dixit es uno de esos juegos que me encanta, que me parece francamente maravilloso para cualquier tipo de mente, pero en especial la de los más pequeños.

Cuando una conocida me dijo que ella no quería que los niños estuviesen liados con consolas y aparatos electrónicos y que las tardes se le hacían realmente largas y difíciles en algunos momentos, le pregunté si tenía juegos de mesa, y me respondió que si, que el parchís, el ajedrez y los juegos de toda la vida. No es que tenga nada en contra de estos juegos, por supuesto que no! Son los que habitualmente hemos tenido en nuestras casas, pero no añaden ningún valor más allá de la diversión.

Le propuse a esta conocida que viniese a casa un día para jugar a unos juegos de mesa algo distintos que teníamos, y aceptó. Como es una persona muy creativa, lo primero que pensamos fue que podríamos sacar el Dixit. El Dixit está basado en inventar historias a partir de las imágenes que se encuentran en las cartas de juego y tratar tanto de engañar al resto de jugadores como intentar adivinar la carta original que se corresponde con la historia, sonido, frase o canción que ha dado origen a la ronda.

Como el juego es para un máximo de 6 jugadores y éramos 7 personas, se han echo dos equipos de 2 jugadores y el resto hemos jugado en solitario: un total de 5 jugadores (conejitos) en el panel de puntuación.

Dixit. Tablero de puntuación y mazo para robar
Dixit. Tablero de puntuación y mazo para robar

Cierto es que, al intentar explicar este tipo de juegos, la gente te mira con cara un poco rara, pero en cuanto juegas un par de rondas y ves las posibilidades que el juego ofrece, todos quedan encantados. El problema que yo le veo al juego es que si juegas demasiado a menudo o con el mismo círculo de gente, todos nos acabamos conociendo y se nos suelen ocurrir el mismo tipo de ideas ante las mismas cartas, una y otra vez, por lo que casi siempre aciertan la carta del que va de turno si no tiene cuidado de modificar lo que dijo en otras partidas.

Al final todos han quedado encantados y se lo han pasado muy muy bien. Y aunque después hemos jugado al Steam Park, al menos al madre de las criaturas, se ha llevado una muy grata impresión de este pedazo de juego que es el Dixit.

 

Escribe aquí tu comentario!