Bang! 7 y 10 años. 4 jugadores.

Bang! Caja del juego.
Bang! Caja del juego.

Un compañero de trabajo insistió e insistió en dejarme un juego de cartas llamado Bang!.

Si habéis leído alguna de mis entradas acerca de juegos de cartas, no me canso de repetir que no me gustan demasiado… pero en este la cosa cambia. Aunque es un juego de cartas, la forma de juego me parece fantástica, además de añadir ciertas pinceladas de interpretación de roles (el sherif, el renegado, los forajidos…) que me parecen fantásticos y hace que el juego me haya parecido bastante bueno.

La forma que tiene el Bang! de explicar qué hace cada carta también me parece fantástica (con la tarjeta de interpretación), ya que en algunos juegos de cartas tengo que estar todo el rato viendo las cartas del más enano de mis peques para explicarle qué significa tal o cual cosa. Si ya hay que esforzarse en no ver las cartas que le tocan, porque él no hace nada por esconderlas, encima si te las enseña para que le expliques lo que tiene… pues hace que se pierda toda la gracia. Además esto te coloca en una posición muy difícil: como sabes qué lleva es muy fácil hacerle perder, pero eso sería cruel y un poco fullero, pero si no aprovechas ese conocimiento, parece que le estás dejando ganar…. resumiendo, ¡mejor no verlas!

Bang! Tablero preparado
Bang! Tablero preparado

Lo que se me hizo más difícil al principio fue que mis enanos entendiesen (sobre todo al pequeño que es el más se mosquea con estas cosas) el hecho de que si eres el sherif, todo el mundo lo va a querer matarte porque eres el bueno y el resto son malos (hasta que no hay más de 4 jugadores no entran en juego los roles de alguacil, que también son buenos). Además, dio la casualidad de que le tocó el sherif en la primera partida… muy muy mal. En la segunda partida me tocó a mí, y cuando vio que no era nada personal… ¡solucionado! El resto de partidas fue como la seda, independientemente de qué “profesión” les tocase.

En relación al número de jugadores, en la caja pone que el mínimo son cuatro, pero en mi caso, tengo que probar la partida a tres, ya que habitualmente solo somos tres jugadores… ya veré cómo modificar las normas para poder jugarlo a tres.

Bang! Menuda mano llevo...
Bang! Menuda mano llevo…

Jugamos varias partidas seguidas, a cual más divertida, y yo fui eliminada casi al principio en todas ellas… echémosle la culpa a la suerte!

¿Qué os parece este juego? ¿Lo habéis probado?

Escribe aquí tu comentario!