20 de marzo de 2016           0

Pues como la mañana se nos hacía demasiado larga, ayer decidimos jugar una partida a Los colonos de Catán entre mi hija y yo. Cuando comenzamos con este juego de mesa, seguíamos escrupulosamente las recomendaciones del manual a la hora de colocar las piezas del tablero, tanto las de las casillas como las de puntuación sobre cada uno de ellas, pero con el tiempo hemos visto que si colocamos de forma totalmente aleatoria las piezas del tablero, el juego se vuelve Leer más…

19 de marzo de 2016           0

Y aprovechando que hoy es la hora del planeta, vamos a hablar de un juego que no necesita luz para jugar. Es más, el Waldschanttenspiel (que traducido sería algo así como sombras en el bosque) es un juego cooperativo que se tiene que jugar a oscuras, lo que me ha llamado poderosamente la atención. La mecánica del  juego consiste en que un grupo de gnomos se han de esconder a la sombra de los árboles. El jugador que controla la luz Leer más…

17 de marzo de 2016           0

Aquí llegamos a otro palabro bastante utilizado y que se pronuncia de forma distinta a la que se escribe: el meeple (pronunciado mipel en castellano). Es cierto que sería uno de los primeros palabros de los que hablar, ya que está incluído en el título de este sitio, pero algunos lo tenemos ya tan interiorizado que ni se me había pasado por la cabeza. Y vamos a lo que nos atañe, al término Meeple. Cuenta la leyenda que una persona Leer más…

16 de marzo de 2016           0

Y hoy toca hablar de la nueva adquisición de este fin de semana: Goa. La verdad es que no teníamos pensado adquirir nada nuevo a corto plazo, pero encontramos un sitio web en el que estaba rebajado casi 25 euros y… lo compramos tras ver un poco el tema del que iba. Goa es un juego de mesa de pura estrategia (con un poquito de suerte para ciertas acciones, pero mínima) en la que los turnos y acciones están muy Leer más…

13 de marzo de 2016           0

Esta tarde ha tocado desempolvar uno de los juegos que estas navidades nos trajo Papá Noel a casa: el Five Tribes. También había que aprovechar el hecho de que mi peque de 7 años estuviese dormido, ya que este no es un juego que le apasione demasiado y le cuesta un poco ver las jugadas disponibles que hay sobre el tablero. Al final siempre hay que acabar ayudándolo porque se cansa un poco de hacer combinaciones de meeples sobre el Leer más…